Cómo cocinar coliflor para añadirlo a tus platos

En mi mesa de otoño e invierno, siempre hay un espacio reservado para las coliflores. Podemos describirlas como las flores del invierno, llenas de color y belleza, disponibles en una variedad de tonalidades que incluyen el blanco, morado, naranja y verde. Hoy, quiero compartir algunos consejos sobre la preparación de la coliflor, que se puede disfrutar tanto cocida como cruda.

Ya sea horneada, hervida o salteada, la coliflor es un alimento saludable que se puede incorporar en una amplia gama de preparaciones culinarias, aportando al mismo tiempo un toque de color y alegría a nuestra mesa.


Cómo limpiar la coliflor antes de cocinarla

como limpiar una coliflor para cocinarla marzo 2024
Limpieza de coliflor

La elección y limpieza de la coliflor son pasos iniciales importantes. Antes de cocinarla, debemos asegurarnos de que esté bien cerrada, compacta, con floretes firmes y sin manchas. Lávala a conciencia con agua corriente y, especialmente si planeamos consumirla cruda, sumérgela en agua durante una hora para eliminar cualquier rastro de tierra y impurezas.

La coliflor se puede cocinar de diversas maneras, y la elección dependerá del resultado deseado. Puede ser hervida, horneada, salteada, cocida al vapor o a presión. Una vez cocida, se puede guardar en un recipiente hermético en el refrigerador durante un máximo de 2-3 días.


Cómo cocinar coliflor

coliflor cortada
coliflor cortada antes de cocinar

La coliflor cocida es ideal como guarnición para acompañar platos principales de carne o pescado. Si prefieres disfrutarla cruda, puedes cortarla en finas rodajas y usarla como salsa o en ensaladas.

Además de las ideas que he compartido previamente, como gratinarla en el horno, disfrutarla cruda en carpaccio o freírla rebozada, también puedes probarla con pasta, mezclándola en una sartén o preparando una deliciosa pasta horneada. Una sopa ligera de coliflor es otra opción perfecta para comer de forma más ligera después de las festividades navideñas.

Cuando cocines coliflor, es recomendable separar los floretes más pequeños, ya que se cocinarán más rápido. Mientras que la coliflor entera requiere al menos 30-40 minutos de cocción, los floretes estarán listos en un máximo de 10-15 minutos. Para mantener su color blanco, puedes añadir un poco de leche durante la cocción y, si deseas eliminar el aroma característico de la coliflor, agrega una gota de vinagre al agua de cocción.


Cómo cocinar coliflor en el horno

coliflor hervida y salteada
Coliflor horneada

Cocinar coliflor en el horno es rápido y sencillo. Puedes optar por cocinarla cruda, ya sea entera o en trozos, o escaldarla antes de hornearla. En el primer caso, solo necesitas colocar la coliflor en la bandeja del horno, rociarla con aceite, sazonar con sal y especias (como laurel, jugo de limón o curry) y hornearla a 220°C durante 40-50 minutos, dependiendo de su tamaño, hasta que esté dorada por fuera.

Alternativamente, puedes separar los floretes o cortar la coliflor en rodajas y distribuirla en una bandeja forrada con papel pergamino. Luego, añade aceite, sal y hornéala a 200°C durante 30 minutos para obtener una textura crujiente y deliciosa.

Si deseas preparar coliflor gratinada en el horno, primero cocina los floretes al vapor durante 15 minutos y luego colócalos en una sartén con bechamel y queso. Luego, mételo en el horno a 200°C durante 15 minutos para obtener un plato delicioso.


Cómo cocinar coliflor hervida

como cocinar coliflor hervida
Coliflor hervida

La coliflor hervida es un punto de partida versátil para muchas recetas o puede servirse como guarnición con un toque de aceite y limón. Puedes hervirla entera o en floretes, cocinándola en agua hirviendo con sal a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos si está entera o de 10 a 15 minutos si está cortada en trozos más pequeños. Para verificar si está cocida, pincha la coliflor con un tenedor; estará lista cuando el tenedor se hunda con facilidad.

Si deseas reutilizar el agua de cocción de la coliflor para cocinar pasta u otros alimentos, simplemente escurre los floretes con una espumadera. Luego, puedes saltear la coliflor en la sartén, gratinarla en el horno, freírla rebozada o congelarla en bolsas alimenticias para su posterior uso.


Cómo cocinar coliflor en una sartén

Preparar coliflor en una sartén es rápido y sencillo. Lava la verdura y corta las partes superiores en rodajas finas para una cocción rápida. Coloca las rodajas en una sartén grande con aceite, ajo, sal, guindilla y un poco de agua. Cubre la sartén con una tapa, cocina a fuego medio durante 15 minutos y sirve caliente.

La combinación de pasta y coliflor es muy exitosa y ofrece numerosas variaciones deliciosas. Puedes preparar un ragú de coliflor al combinarla con un salteado al que agregas coliflor picada y puré de tomate, cocinándolo durante unos 30 minutos y luego utilizando la mezcla como salsa para pasta.


Receta de pasta con coliflor

pasta con salsa de coliflor
Pasta con salsa de coliflor

Otra opción es crear un plato especial, como coliflor al horno con pasta y salchicha, enriquecido con bechamel. Para ello, blanquea la coliflor, luego saltéala con salchicha desmenuzada en una sartén, sazona la pasta al dente, agrega la bechamel y hornea durante 15 minutos a 180°C. Si tienes poco tiempo, simplemente cocina la coliflor directamente en la sartén durante 15 minutos y agrega pasta y queso rallado.


Cómo aprovechar el coliflor que sobra

receta coliflor pure
Receta aprovechamiento de coliflor

Finalmente, para reducir el desperdicio en la cocina, aquí tienes algunas ideas rápidas y deliciosas para aprovechar los restos de coliflor:

  1. Tarta salada de coliflor y ricota: una preparación rápida y sencilla, perfecta si tienes coliflor hervida a mano.
  2. Ñoquis de coliflor: ligeros y delicados, ideales para utilizar los sobrantes de coliflor hervida o al vapor en otras recetas.
  3. Puré de coliflor: una guarnición suave y sabrosa que se puede hacer con coliflor hervida y patatas, perfecta para acompañar platos de carne y pescado.