Cómo reparar un pintalabios roto o derretido

Si has experimentado la desdicha de que tu labial o pintalabios favorito se derrita o rompa, es probable que hayas pensado tirarlo basura y apresurarte a comprar uno nuevo. Sin embargo, antes de dar ese paso, debes saber que existe una forma de recuperarlo y ahorrar tiempo y dinero. Aquí te explicamos cómo reparar pintalabios para dejarlo como nuevo.


Consejos para Restaurar un Lápiz Labial Roto

Incluso cuando tu lápiz labial se ha roto, no es necesario deshacerte de él. En lugar de tirarlo y gastar dinero en uno nuevo, puedes recuperarlo en unos simples pasos.


Rescatando tu labial roto

Pintalabios roto por la mitad
Pintalabios roto por la mitad

Si estás decidida a salvar tu querido pintalabios roto, aquí hay algunos consejos que pueden ser de gran utilidad.

Todo lo que necesitas es un secador de pelo o un encendedor para llevar a cabo el proceso. Sigue estos pasos:

  1. Utiliza el secador de pelo o el encendedor para calentar una de las partes del lápiz labial roto hasta que se derrita.
  2. Coloca la otra parte del lápiz labial en la sección derretida y ajústala cuidadosamente.
  3. Espera unos minutos hasta que el producto esté completamente seco y las dos partes se hayan fusionado de nuevo.

Si te encuentras en una situación de prisa, como esperar a amigos para una fiesta o tener una cena romántica planificada, puedes acelerar el proceso colocando el lápiz labial en el congelador. En poco tiempo, estará listo para usar de nuevo.


Cómo reparar un pintalabios derretido

Reparar pintalabios derretido
Reparar pintalabios derretido

Incluso si tu lápiz labial se ha derretido y ha tomado una forma diferente, aún puedes aprovecharlo. Puedes transformarlo en una especie de bálsamo labial que se aplica con los dedos o una brocha. Sigue estos pasos:

  1. Corta el lápiz labial en trozos pequeños y colócalos en un recipiente pequeño.
  2. Calienta los trozos con un secador hasta que tengan una consistencia líquida.
  3. Deja que el producto se enfríe antes de usarlo.

Así, incluso si tu lápiz labial se ha derretido o roto, no tienes que decirle adiós. Puedes restaurarlo y darle una segunda vida de diferentes formas creativas.